Disimular Imperfecciones

Lunes, 15 Septiembre   

Si deseamos disimular un poco nuestro busto, un cuello alto o en V, nos puede ayudar. Debemos evitar cinturas imperio, que acentúan los bustos generosos. También debemos utilizar prendas que se acoplen de forma suave a nuestras curvas. Las líneas verticales finas, así como los escotes en pico. Un truco importante es desviar la mirada hacia la parte inferior del tronco, con una falda atrevida.

En el caso de tener poco busto, hay que procurar crear volumen a la altura del pecho. Para ello los tops drapeados que no sean muy ceñidos, los escotes barco y los vestidos de corte imperio nos ayudan. Alguna camisa con bolsillo, también nos da más cuerpo, si llevan fruncidos a la altura de los pechos, mejor; pañuelos de colores vivos al cuello; botones grandes en las camisas; cualquier tejido que tenga cuerpo, ayudan a crear volumen.

El cuello Halter nos ayuda si tenemos poco busto. Acompañado de drapeados, bordados y brillos en la parte del talle, nos ayudan a dar volumen.

Las caderas anchas se disimulan estupendamente con vestidos de corte en forma de A, y añadiendo elementos que atraigan la atención a la parte superior del cuerpo (escotes marcados, hombros descubiertos, etc). Hay que darle mayor importancia a los hombros, con una chaqueta y cuanto más larga sea la chaqueta, mejor. Los vestidos de corte imperio también son muy adecuados.

Si somos algo cortos de cintura, los corpiños en forma de A o de cintura retirada nos ayudarán a alargar el torso, ya que estos marcan nuestra línea real.

Para talles cortos, el truco está en que la falda comience unos centímetros por debajo de la cintura y que termine en algo de pico.