miércoles, 17 octubre 2018
Buscar Aqui
Ciudad y Estado
(ej: Miami, FL)
Características del Vestido E-mail

 

Hoy en día, muchas novias acuden con algún costurero o diseñador y se mandan a hacer su vestido de novia para que éste, no sólo les quede a la perfección de acuerdo a sus características físicas, sino que además refleje su personalidad. Y aunque mandarlo a hacer sólo para ti puede sonar muy caro o difícil de lograr, puede resultar mucho más sencillo de lo que crees.


vestiodosPor ello, aquí te decimos las ventajas de mandarlo a hacer. Recuerda que es muy importante saber exactamente la fecha, hora, lugar y estilo de boda que tendrás antes de comenzar a buscar tu vestido de novia:


1. Cuando mandas a hacer tu vestido con un diseñador, la atención se centra en ti, por lo que él o ella, tratarán de confeccionar el vestido de tus sueños, a diferencia de un vestido ya hecho que quizá no te guste al 100%, por un pequeño detalle incorregible.


2. Un vestido mandado a hacer puede ser más barato o más caro que uno comprado, dependiendo el tipo de vestido que quieras y del material que quieras que sea. Sin embargo, es más fácil que algún-a diseñador se adapte al presupuesto con el que cuentes a que en una tienda te rebajen el precio para que puedas comprar el vestido que tanto te gusta.


3. Puedes crear tu vestido de novia diferente a todos los demás y totalmente a tu gusto. Aunque en una tienda te prometan que un modelo es único, si lo mandas a hacer, no sólo será único, sino que será confeccionado especialmente para ti.


Por dónde Empezar
Antes de elegir a la persona que hará tu vestido de novia, y para hacer más fácil y rápida la elección del modelo, será mejor que conozcas desde antes, los cortes de vestidos de novia que existen, así como el estilo de mangas, escotes, colas, telas, así como las aplicaciones que puedes incluir en el mismo.


Si cuentas con poco presupuesto puedes pedir que te hagan un vestido sencillo con una tela no muy cara; recuerda que la tela más barata para hacer un vestido de novia es el shantung, mientras que el satín es una de las más caras.


Después de tener una idea de lo que quieres, busca en revistas de novias algunos modelos de vestidos y recorta los que te agraden. Si encuentras la parte de arriba de un vestido que te guste en una página y la cola en otra, lleva ambos recortes con el diseñador que elijas.


Mientras estás en la búsqueda en revistas, contacta a varios diseñadores, platica con ellos y enséñales tus ideas. Quédate con aquél o aquella que más se acerque a lo que estás esperando y recuerda que puede ser probable que esta persona te cambie por completo el estilo que quieres porque quizá no sea el adecuado para ti, así que escucha la voz de la experiencia.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos